viernes, 19 de febrero de 2010

Morezón desde el Elola



Salimos el sábado desde la Plataforma de Gredos (1780 metros) con la intención muy clara, no enmarronarnos este fin de semana y hacer algo más o menos sencillo, así que sin arneses ni cuerdas nos fuimos hacia el refugio Elola a través de los Barrerones, describir la ruta en el día de hoy es jugar a los despropósitos, es tal la cantidad de nieve acumulada que no hace falta camino, simplemente ves a donde quieres ir y tiras y así lo ha debido pensar mucha gente, porqué, desde luego, la senda que hacemos siguiendo otras huellas no se parece en nada al camino normal, salvo al llegar al puente final del río Pozas, antes de la pendiente hacia los Barrerones, más aún, al llegar a la Laguna Grande, la atravesamos andando por encima y, al intentar ver donde empezaba el hielo, casi un metro de profundidad de nieve detectamos con los bastones.

Llegamos tarde al Refugio Elola a 1945 metros, atestado de gente, no cabía un alfiler y, a pesar de todo la amabilidad de siempre de Oscar y Alvaro es proverbial, ya teníamos la cena y el sitio reservado, algún que otro refugio debería aprender algún cursillito de amabilidad básica, cena, colocación de los sacos en las habitaciones, charleta hasta algo tarde y, a dormir, eso si, antes una asomada y, ver en noche despejada el Circo de Gredos repleto de nieve desde el refugio es espectacular, pero verlo, además en una noche sin luna hace que la cantidad de estrellas y lo nítido de la visión sea brutal, el frío te saca del éxtasis y vuelves a entrar en el refugio.

Desayuno en la mañana, preparación del material, ajuste de los crampones, ayer iba algo mal ya que no los ajusté para las nuevas botas (fallo garrafal), los traía ajustados para las botas grandes con las que hice el Pico Margarita y a caminar.


No teníamos muy claro por donde ir hacia el Morezón ya que 
podíamos ir por cualquiera de las varias canales que existen enfrente del refugio, desde la Laguna y hasta los Barrerones, la primera la desechamos, no llevamos material para asegurarnos, pasamos la Laguna Grande, comenzamos la subida hacia los Barrerones y, enseguida, enfrente del Gargantón y el acceso a la Portilla del Rey, a nuestra derecha, vemos una que nos gusta, genial, nieve virgen, sólo una huella delante de nosotros de una encantadora pareja con la que nos encontramos enseguida, una buena forma de celebrar el día de los enamorados, subiendo por nieve virgen, una vez subida la primera pala, vemos de una manera clara que hay tres opciones, la pala de la izquierda, la de la derecha y la del centro, las tres llegan a la misma cuerda, la que desde el Cuento Alto (2272 metros) al que no hemos llegado, ya que a él se sube desde los Barrerones y nosotros hemos acortado antes, hasta el Morezón, a 2395 metros.


Subimos hasta el final de la pala central, bastante pendiente en los tramos finales hasta la cuerda, y ya en ella, unas cuantas fotos y, en dirección sur, por la cuerda que hace el circo de Gredos en su inicio, con pequeñas subidas y bajadas enlazamos con mas huellas y vemos ya, la cima del Morezón, a la llegada, un día claro y las vistas que siempre me fascinan del Circo de Gredos, siempre que llego al Morezón me quedo extasiado viéndolas y recordando otros recorridos, desde el Morezón, el collado Ventana, el Perro que Fuma, los Hermanitos, el Casquerazo, el Cuchillar de las Navajas, el Sagrao, el pico del Crampón, el Almanzor con sus 2592 metros, el Cuchillar de Ballesteros, la Galana, el Ámeal de Pablo, el Risco Moreno, el Cerro de los Huertos, etc.. y, debajo nuestro, como si estuviésemos asomados a un balcón, la Laguna Grande y el Refugio Elola.

Alguna foto y a bajar, y al hacerlo nos acordamos de Jorge e Isabel, ¡como hubieran disfrutado de la cantidad de nieve que hay en Gredos!, que gran día para bajar esquiando, queríamos haber dado la vuelta hacia el Refugio del Rey, pero el hambre nos acucia, así que directos hacia la Plataforma y, lo dicho antes, no hay sendero, simplemente abajo se ve la Plataforma y, directos, caminante no hay camino al andar se hace ....., que disfrute.

Llegamos a la Plataforma, nos cambiamos y a comer, tarde pero a comer, la recompensa es especial, judías del Barco, migas, patatas revolconas y un mix de cochinillo y cordero, ¡comida de régimen!, cafetito y a casa.