sábado, 17 de julio de 2010

Mont Maudit


Pues la verdad es que no intentaba hacer el Mont Maudit, sino el Mont Blanc por la vertiente de los cuatromiles, ya, anteriormente lo hice por el Gouter, y me apetecía esta opción, quería subir desde Chamonix, a patita hasta Montenvers, bajar a la Mer de Glace, subir por el glaciar hasta bordear el refugio de Renquins, y desde allí, subir hasta el refugio de Cósmiques, pero la persona con la que ibamos a subir empezó diciéndonos que no, que subir por el glaciar con este calor era peligroso porque podía caerse algún serac, que si esto, que si lo otro, en fin que subimos a Cósmiques en el telecabina y desde allí comenzamos la ruta de los cuatromiles, y cuando nos faltaban doscientos metros de desnivel para coronar el Mont Blanc, que si viene una tormenta ya anunciada y que se está adelantando, que si...., bueno mira va, para abajo y, al bajar de rebote hicimos el Maudit, pero bueno, no era el plan inicial.

La ascensión al Mont Maudit (la montaña Maldita) de 4.465 metros de altura, se considera como una subida menor ya que suele ser un paso hacia la cúpula del Mont Blanc, pero la verdad es que en realidad se bordea esta cima, no se sube a ella en el camino al Mont Blanc, pero si se considera en si como un objetivo, se convierte en una ascensión considerable, si se hace desde la terminación del teleférico a la Aiguille de Midi a 3775 metros de altura, se descienden cerca de 300 metros hacia la Vellée Blanche por una vertiginosa arista que, sobre todo en los primeros pasos, impresiona, descenso que a la vuelta hay que volver a subir, y después nos espera una ascensión de algo más de 1000 metros acumulados que nos lleva de seis a ocho horas según nuestro estado de forma. Si el día anterior hemos hecho una pernocta, o poscena más bien, en el refugio de Cósmiques, nos esperará un descenso de unos cien metros y la misma ascensión.

Considerando la ascensión desde el refugio de Cósmiques a sus 3613 metros de altura, salimos a medianoche, descendimos, después de un café cargado en el refugio, los metros de desnivel que nos llevan hasta el Col de Midí a 3530 metros, al atravesarlo hacia el Mont Blanc de Tacul, poco a poco vamos ascendiendo hasta que las rampas del Mont Blanc de Tacul se hacen evidentes, la primera rimaya a 3650 metros de altura hace que la huella se bifurque hacia la derecha para seguir encarando el ascenso hasta el Col del Midí.

Las empinadas pendientes del Mont Blanc de Tacul hasta llegar al denominado hombro a 4120 metros de altura, se suceden entre grietas y seracs que, con huella bienm marcada, no tienen mayor problema y en noches despejadas nos permiten ir viendo las luces de Chamonix durante toda la ascensión.

Del Hombro del Tacul se desciende, que descanso, de manera suave hacia el valle del Col del Maudit a 4030 metros de altura. Un llaneo y normalmente aquí, el frío se hace más evidente, de repente la muralla del Maudit, empinada pero más o menos fácil hasta llegar, en más o menos 4180 metros de altura, a una rimaya que nos da acceso a un pequeño muro y después una segunda rimaya donde vemos cuatro cuerdas fijas que nos dan la subida más técnica de la ascensión. Suele haber esperas si hemos salido tarde, la trepada es empinada y requiere ayudas de piolets de trepada y aseguramientos a pesar de ayudarnos con las cuerdas fijas existentes, mas o menos una subida de unos cuarenta o cincuenta metros.

Aquí hemos llegado al collado del Maudit, más bien un hombro de la montaña, a unos 4330 metros de altura, seguimos unos metros y, una decisión, si seguimos hacia la derecha bajaremos hacia el Col de la Brenva para seguir hacia la cima del Mont Blanc (así lo hicimos hasta las antes mentadas perspectivas de tormenta) y a nuestra izquierda se encuentra la ladera de ascenso al Maudit, empinada, sus 50% de rampas lisas pero buen porcentaje, fotos y bajada, al principio cara a la pared y vuelta por el mismo camino, directamente hasta la Aiguille de Midí para bajar hasta Chamonix, ¡que dura se me hizo la última rampa hasta el teleférico!.


Ver las fotos de la subida al Mont Maudit.