jueves, 19 de agosto de 2010

La Azagaya


Tengo la intención de conocer más a fondo la fenomenal sierra de Gredos, no sólo el Circo, del que ya tengo muchos sitios conocidos aunque me quedan muchas ilusiones que cumplir allí, la Norte del Almanzor, el Risco Moreno, el Cerro de los Huertos, etc..., también he conocido la vertiente de la Mira desde Guisando, donde desde luego tengo muchas ganas de ascender el Gran Galayo entre otros, conocí la para mí inexistente y sin embargo sorprendente y preciosa Sierra de Candelario con el Torreón, el Canchal de la Ceja, la bajada por las lagunas de la Ceja y el Trempal, maravillosa zona, la espalda del circo de Gredos desde el Bohoyo, las Cinco Lagunas, etc., es otra de las zonas que me ha encantado y me quedaba la zona que visité ayer, la de la Laguna del Barco, la denominada Sierra del Barco, posiblemente la más árida y menos vistosa, al menos en su principio, pero la arista cimera que une Castilfrío, la Azagaya, la Covacha y el Juraco es, simplemente sorprendente, siempre mirando hacia abajo al circo de la Laguna del Barco y la mas superior, Laguna Negra y hacia el sureste el valle del Jerte.

Pues nos pusimos como objetivo subir a la Azagaya, con sus 2375 metros de altura (algunas guías dan 2345) desde el aparcamiento existente en el Puerto de Tornavacaas a 1260 metros de altura, una pateada de algo mas de 22 kilómetros, sin agua en sitio alguno y bordeando la línea separatoria entre Cáceres y Ávila.

El recorrido se inicia en una pista de tierra que, en dirección hacia el sureste, y que nos lleva enseguida hacia una pequeña vaguada de ganado. Saltamos una valla de piedra, atravesamos un pequeño prado por un senderillo marcado y que nos lleva, al final del prado, a una puerta que nos deja en un arroyuelo que atravesamos. Una pista que atraviesa un bosquecillo de robles y al terminar el mismo, a nuestra derecha un pequeño barranquillo y detrás una zona de pista de tierra con unas curvas que nos dejan en el denominado Collado del Herido, a 1520 metros de altura en algo menos de una hora.

A partir de aquí, una prominente subida junto a una alambrada que mantenemos al principio a nuestra derecha, para mas adelante cruzar un murete de piedra y ya, por un lado u otro, con bastantes hitos marcando el camino y atravesando piornales, pobre Félix, subió con pantalón corto y termino con las piernas arañadas por todos lados, con algunas zonas de peñascos, el camino se suaviza hasta alcanzar el Collado Cardiel a 1960 metros en cerca de dos horas y media. En el camino hemos dejado a nuestra derecha la Garganta de San Martín y el Risco de la Peña Negra.

Desde el collado y por una ruta bien visible desde el mismo, con una pequeña bajada previa de no mas de 30 ó 40 metros llegamos hasta el Alto del Mojón a 2164 metros en unas tres horas (tiempos sin descansos), de golpe la hondonada en la que abajo vemos la Laguna del Barco y el circo del antiguo glaciar que se formó desde la caída de la cuerda que une el Juraco, la Covacha, La Azagaya y el Castilfrío.

Nueva bajada de una veintena de metros y una canal bien señalizada con hitos que, en una media hora larga, nos lleva hasta el collado del Castilfrío a 2300 metros de altura, a nuestra derecha queda el pico del Castilfrío al que decidimos no subir, quedaba una treintena de metros de llaneo y poco menos de diez metros de ascensión y no nos merecía la pena, giramos a nuestra izquierda por el cresteo, al principio ancho, hasta la Portilla de la Angostura, un poco de bajada, la niebla se nos echa encima y nos da un respiro en el calor del día, seguimos el camino por la Portilla Jaranda y por la izquierda subimos por una estrecha y empinada canal hasta la base de la cumbre, un pequeño giro a la izquierda y ya estamos en la cima.

Vistas, hoy nada, la niebla se nos ha metido a fondo, una manzanita, fotos en la cima y deshacer el camino, largo a la subida y larguísimo a la bajada, hecho.

Algo mas de ocho horas en total con paradas a comer, nada de agua en el camino, la sensación de una bonita arista cimera, la sensación de soledad, sólo nos cruzamos con un pequeño grupete de cuatro personas y la sensación de que esta ascensión tiene que hacerse en invierno con nieve y crampones, se intentará.

Ver las fotos de la actividad.