domingo, 21 de noviembre de 2010

Peña Golosa


Cuando decidí hacer el pico más alto de cada comunidad autónoma me encontré con que en algunas comunidades existía la discusión entre dos montañas por ser la más alta ya que la diferencia de altura es tan insignificante que conduce a la duda.

En el caso de la comunidad valenciana la discusión no es por la altura es por otros factores, unos indican que Peña Golosa, con sus 1814 metros de altura, está en pleno en la comunidad y que el alto de las Barracas al estar en el Rincón de Ademuz esta desgajada, otros que el Alto de Las Barracas es más una meseta que una montaña y que Peña Golosa si lo es, etc., en fin, que entre esta dualidad y la fama de Peña Golosa como montaña de escalada clásica, decidí hacer, también en este caso, las dos.

Viernes salida hacia Vistabella del Maestrazgo, antigua aldea musulmana, ya había oído de la belleza de este pueblo y no me ha defraudado, Vistabella está situada en el macizo de Peñagolosa muy cerca del límite con la provincia de Teruel. a 72 kilómetros de Castellón y es la ciudad más alta de la comunidad valenciana con 1.249 metros de altura.

Y para el sábado temprano, se anuncia mal tiempo a partir de media mañana, y así se cumplió, salí hacia la Ermita de San Juan de Peñagolosa, a diez kilómetros de Vistabella y dejé el coche en una zona de aparcamiento a unos diez metros de la ermita. Allí y por la pista forestal que sale hacia la izquierda, una subida muy cómoda, por pista de unos cuatro kilómetros, algunos pueden subir con coche por esta pista, el mío no, seguro que daría con los bajos en las piedras. Hay una opción de subir por otro sendero señalizado que después de cruzar un pequeño barranco y atravesar un pinar lleva al mismo punto, pero esta opción, más bonita, la conocí al bajar.

Al llegar a los cuatro kilómetros de pista, se cruza una cadena que, ya si definitivamente, impide el paso de los coches que lleguen hasta aquí, la senda de subida por un sendero, sin hitos pero muy evidente que empieza unos metros más allá de la cadena, cruzamos cerca de un desvío señalizado que nos llevaría a la cara oeste del Peña Golosa donde están las vías de escalada clásica. Siguiendo por el sendero se llega hasta un pequeño refugio vivac, y por detrás del mismo, sigue la senda hacia la cumbre, en otros cuarenta y cinco minutos pasados.

La cima se divide en dos, una, la primera y principal la norte donde hay un puesto de vigilancia y un centro meteorológico y la sur con una "bonita" colección de antenas, entre medias el barranco que, hacia el oeste nos enseña las vías de escalada, sobre todo la evidente llamada el Diedro de V+ y cinco largos, espectacular.

Fotos, mucho viento y pocas vistas, una lástima ya que esta cima tiene fama, entre otras cosas, por las vistas, hacia un lado el mar, llegándose a ver las costas de Tarragona, y hasta el pico de Aitana en Alicante y hacia el interior las cercanas sierras de Javalambre y Gudar en Teruel.

La bajada por el mismo sitio, pero la llovizna que ya empezó, hacia que las muy lavadas piedras se convirtieran en un peligro por lo muy deslizantes que se volvieron.

Al llegar abajo, ya si, con más tranquilidad y lluvia por fuera, visité la ermita de San Juan de Peñagolosa, hay también un restaurante y una hospedería convertida en albergue en donde se puede dormir, pero no está abierta todo el año.