miércoles, 27 de febrero de 2013

La Joya

Llegamos a Navandrinal, a 1311 metros de altura, en las faldas del Cabeza Alta de 1489 metros de altura. Ya estuvimos aquí, la primera vez que vinimos para subir el Pico Zapatero de 2160 metros de altura, mi primera cima de esta bellísima y poco transitada sierra.

Aparcamos en una plazoletita en el mismo centro del pueblo y salimos hacia el norte, o mejor dicho subimos, ya que desde la plazoletita se empieza a subir, salgas por donde salgas terminas en una pista de cemento que pasa junto a unas antenas repetidoras y la depuradora de agua del pueblo, rapidamente la pista de cemento se transforma en pista de tierra, pista que, enseguida, se bifurca en dos, una sigue de frente para bajar hacia el Arroyo Zapatero, esta no la tomaremos, es la que se toma para subir hacia el Pico Zapatero, tomaremos la pista que sale hacia la izquierda, hemos subido, más o menos, unos cincuenta metros desde la plazoletita del pueblo.
Esta pista sube en continuos zig-zags por un "firme" de tractores, por la vertiente izquierda, según subimos, de la loma, algunas zetas las recortamos.
Cuando llegamos a la altura de los 1655 metros, estamos en una planicie desde donde se ve perfectamente la cima de La Joya, a nuestra derecha están todas las cimas de la Sierra de la Paramera, seguimos por la amplia senda, sin llegar aquí a ser pista, con pocos hitos y desviándonos de vez en cuando debido a la cantidad de nieve que oculta, seguro, algunos pequeños hitos y, por supuesto, la senda.
Pero no es problema, el día es claro aunque poco a poco se va nublando y nuestro objetivo está claro, llegaremos a él, por sendas e hitos o a trocha.
Proseguimos ascendiendo suavemente por la ladera derecha de la montaña, con dirección al nacimiento del Arroyo Zapatero, en dirección hacia el portacho del Zapatero, antes del cual, y a falta de más hitos que, en cualquier caso, no estarían lejanos pero si cubiertos por la enorme cantidad de nieve, tiramos hacia nuestra izquierda para comenzar la subida final, según leí antes, debajo de nuestras pisadas debería existir una senda muy marcada, pero claro, sin nieves.
No hacen falta crampones, la nieve es blanda, demasiado, nos hundimos constantemente, además el abrir huella es pesadísimo por aquí.
Llegamos a la cima que está marcada con dos grandes hitos en poco más de tres horas
Salimos de Navandrinal, dejando atrás, al fondo, la Sierra del Cabezo y, al fondo, la zona del Puerto del Pico.
Desde la cima, a un lado la Sierra de la Paramera, de la que la cima de hoy forma parte, pero las vistas del cordal del Pico Zapatero, Risco del Sol (2104 metros), Peña Cabrera (1974 metros) y Los Carracales (1829 metros), es formidable.
Por otro lado el cordal que nos lleva hasta el Puerto del Pico, la cercanía del risco del Mogote del Zarramalejo, buenas vistas, pero se está nublando, la bajada, dos horas parándonos a comer algo, para no tener más complicaciones la hacemos siguiendo la huella de subida, las nuestras son las únicas en toda la subida.