martes, 4 de junio de 2019

Pico Majalasna desde Las Dehesas


El Pico Majalaasna, el más pequeño de los Siete Picos, el más alejado del resto, por ello este y el más alto son los únicos que tienen un nombre propio

Dejamos los coches en el parking que hay en Las Dehesas junto a Casa Cirilo, a 1350 metros, y comenzamos la típica subida hacia el aparcamiento de Majavilán, cruzando junto a su barrera y siguiendo por la amplia pista marcada tanto como Calzada Borbónica como Calzada Romana, se mezclan y se confunden en todo su recorrido, y en menos de un cuarto de hora llegamos al puente romano del Descalzo, inmediatamente, sobre la Calzada Romana, una barrera y un paso peatonal, y justo antes, hacia nuestra derecha, la desviación al Camino Agromán, con puerta peatonal, por aquí coinciden el Camino Agromán, la Vereda de Enemedio, el RV10 y la senda marcada con círculos amarillos que nos llevará al Camino Schmidt,

La pista es de ascenso suave, llegamos al cruce por encima del Arroyo de los Acebos, en unos veinte minutos desde el aparcamiento, en una curva donde se abandona la senda de puntos amarillos denominada como Senda al Pico Majalasna que es por donde seguimos. Bonita senda, paralela al Arroyo de Los Acebos, al principio por su margen derecha, después se cruza a la izquierda y cruzando de nuevo para entrar en la Pradera de Los Corralillos, llevamos cerca de cuarenta minutos desde la salida.

Aquí tomamos la calzada romana y en pocos minutos, en la primera virada a la derecha, a nuestra izquierda, señalizada con puntos amarillos y con unas escaleritas muy … me callo mi opinión, comienza la Senda Schmidt o PR-M/SG5, en veinte minutos más hay que ir atentos, la Senda Schmidt sigue hacia la derecha, mientras que el evidente camino por donde vamos sigue de frente como Calzada Romana, seguimos por la Senda Schmidt, en constante subida y muy pedrera, a nuestra izquierda vemos que pasamos por debajo del Mirador de La Reina de la Carretera de La República, llegamos a la Carretera de la República para cruzarla, llevamos una hora y cuarto largas desde la salida, al otro lado otras esperpénticas escaleritas para acceder a la fuente de Antón Ruiz, en fin … sigue la Senda Schmidt, ahora en ascenso más empinado y más pedrera, pero muy evidente hasta llegar en hora y tres cuartos a los 1895 metros de altura del Collado Ventoso, fotos y, casi volviendo hacia atrás, un poco más arriba comienza la divertida Senda de Los Alevines.

La Senda marcada con círculos amarillos, muy divertida, con pasos en los que hay que echar las manos, pasos por debajo de algunas piedras, subiditas, bajaditas, hay que estar muy atentos a las marcas de franjas amarilla y blanca para no salirse del camino, pero es muy evidente, a nuestra izquierda el Sexto Pico y La Ventana del Infierno, espectaculares, a nuestra derecha el Valle de La Fuenfría hasta llegar a la Pradera de Majalasna, la subida al Pico de Majalasna requiere atención, hay que ir pensando en que luego tienes que bajarla, la senda nos lleva hasta la pared, es evidente por donde empieza la subida, hay un par de pequeños hitos, las vistas desde su cima, a 1934 metros, son espectaculares hacia todas las vertientes, estamos en el séptimo de los Siete Picos … o en el primero.
Destrepe y descenso siguiendo por la Senda de Los Alevines, en algunos puntos procurando no perder las señales para no salirnos del camino, hasta llegar a la pradera de Navarrulaque a 1650 metros de altura, llevamos tres horas y tres cuartos de actividad, cruzamos junto al refugiete de Aurrulaque y bajamos hasta la Carretera de La República, la cruzamos y bajamos por la, señalizada con puntos rojos, Vereda Alta, pasando por la Fuente del Pocito, hasta algo más abajo del aparcamiento de Casa Cirilo.

Cuatro horas y tres cuartos de actividad, un desnivel acumulado de cerca de setecientos metros y unos trece kilómetros de recorrido total.


No hay comentarios:

Publicar un comentario