jueves, 17 de enero de 2013

Los llanos de La Larri en el valle de Pineta

Fin de año en Pirineos, en Boltaña, ¿qué hacemos hoy?, ¿qué tal una rutita en raquetas por la nieve?, bien ¿por dónde?, pues mira, por el espectacular Valle de Pineta desde el Parador del Monte Perdido, pensado y a por ello.
Por la carretera A-138 hasta Bielsa y, nada más pasarlo, justo antes de la entrada al túnel de Parzan, giramos a la izquierda por la carretera A-2611 bien asfaltada e indicada como "Parador del Monte Perdido" y/o "Valle de Pineta.
En unos 14 kilómetros llegamos al Parador del Monte Perdido, unos 100 metros antes, a la izquierda vemos un puente-pasarela que cruza el río para dejarnos en un aparcamiento desde donde empezaremos la actividad.
Los llanos de La Larri (y sus lagos) son un circo de origen glaciar, es una subida sencilla y fácil, con la recompensa de unas fenomenales vistas hacia la pared norte del macizo del Monte Perdido, hacia el Cilindro de Marboré o las cascadas del Cinca.
Para llegar a los llanos de La Larri hay varias opciones desde los 1310 metros de altitud del aparcamiento: por la pista, por el antiguo camino de Marboré, por el camino de las Cascadas o por la Ermita (GR-11), bueno por cualquiera de ellas es una actividad de más o menos hora y media hasta los 1580 metros de La Larri, nosotros elegimos el primero para ir con las raquetas, en el refugio tienen buenas indicaciones de cada opción.
El tiempo normal es de algo menos de hora y media, no fue nuestro caso, las personas con las que iba no habían usado raquetas nunca y, entre ayudar a ponerlas, a ajustarlas, a desajustarlas, etc.., los tiempos se nos desbocaron.
La vuelta, más o menos de una hora se puede hacer por cualquiera de las opciones de subida completando un bonito recorrido circular.
Intenté también, ya en solitario, ir, por la desviación perfectamente señalizada hacia el Balcón de Pineta y el refugio de Tuca Roya, no pude, tuve que darme la vuelta, en solitario y sin material, en algún paso lo vi peligroso y me di la vuelta, otra vez lo haré.