jueves, 24 de julio de 2014

Puntal de la Caldera y Loma Pelada

Y esta vez, de nuevo dejando el coche en el aparcamiento de la Hoya del Portillo a 2150 metros de altura, y la ruta de 9 kilómetros hasta el Refugio del Poqueira, refugio-vivac de la Caldera, siguiendo por el barranco del río Mulhacén, subida por la pedrera directa al Puntal de la Caldera, eso sí, gracias a un error de los ¿guías? de Sierra Nevada que estaban en el refugio de La Caldera, pues me subí un tresmil adicional, el Loma Pelada, de verdad, habría que decirles que si cuando alguien les pregunta algo, simplemente, si no saben la respuesta, no la den y no digan lo primero que se les ocurra para quedar bien, porque esta vez ha salido bien, pero lo normal es que metan a la gente en un buen marrón, en fin, con esto me subí Loma Pelada, Puntal de la Caldera y me bajé por la pista que, desde el vivac de La Caldera, me lleva directa hasta el Alto del Chorrillo  y bajada hasta el coche en el parking de la Hoya del Portillo.

El camino hacia el refugio del Poqueira, de los pocos que están abiertos los 365 días del año, es cómodo, salvo la sorpresa de verme atacado por un par de perros asilvestrados, y menos mal que conservé la sangre fría, a uno una pedrada y al otro gritándole y enfrentándome a él con el bastón, lo último que se debe hacer si te atacan unos perros es echar a correr, sólo vale enfrentarse a ellos, una anécdota, pero me cabreó que cuando llegué al refugio y lo comenté la respuesta fue que ya se había dado parte a la gente del parque en varias ocasiones, que bien, a más, el día que subimos a La Alcazaba, una semana después, los perros ya no eran dos, sino tres persiguiendo a nuestro coche.

Aparte de esa anécdota, a unos quinientos metros de la salida de Hoya del Portillo, por el sendero que, a través del pinar, marcado con rayas blancas y amarillas y saliendo hacia la izquierda antes de cruzar la barrera de vehículos, conduce hacia el refugio, nos encontraremos con una desviación que, hacia la derecha conduce hacia Puerto Molina, el mirador que existe en la pista forestal por donde pasan los buses que van hacia el Alto del Chorrillo, y hacia la izquierda continua el camino hacia el refugio, cuando llevo media hora de subida, a 2335 metros de altura, llego al cortafuegos que cruzo para seguir por el sendero, justo enfrente.

En una hora, salgo del bosque de pinos y llego a unas praderas, justo donde me atacaron los perros, aquí el sendero tiene una bifurcación, sigo por el sendero de la izquierda, bien marcado hasta llegar a la altura de los 2600 metros, donde veo una pista que está más abajo del camino y que lleva a una finca, hacia la izquierda sale un sendero bien marcado que me sirve para acortar bastante, también hay unas piedras como queriendo indicar que el camino se acaba, al llegar abajo a la pista, sigo hacia la finca ganadera y un poco antes, la pista gira a la derecha para llevarme, en dos horas desde la Hoya del Portillo hasta el Refugio del Poqueira, a 2450 metros de altura. Gente muy amable, un cafetito con unas pastas, el refugio está muy bien por dentro, aunque eso sí, en fines de semana si no reservas no hay nada que hacer.

Saliendo por su puerta principal, hacia la derecha (Oeste) sale un camino, al principio marcado con palos de nieve, y además con hitos que, enseguida, me lleva al barranco del río Mulhacén para remontar su cauce, unas veces por su margen izquierda y otras por la derecha, hay mejor camino por la margen izquierda del río, en una hora, más o menos, y a una altura de 2775 metros, hay una zona de prados, sigo dejando a mi derecha la loma del Mulhacén, ahora ya dejo el río (más bien riachuelo), a mi derecha y sigo subiendo, hay bastantes hitos.

En hora y media desde el Poqueira, a 2875 metros, dejo a mi izquierda una lagunilla, media hora más y llego al refugio-vivac de la Caldera, habiendo coincidido en los últimos metros con la pista de Sierra Nevada, la que desde la Hoya del Portillo me llevaría hasta el Veleta, estoy a 3080 metros de altura, el refugio no tiene guarda, ya maldormí una noche en él en otra ocasión.

El Puntal de la Caldera es el primer pico que siguiente desde el cercano Mulhacén, separándose los dos por el Collado del Ciervo, bien, en el refugio veo a tres guías de Sierra Nevada, para confirmar les pregunto por el Puntal de La Caldera, muy en firme una de ellos me indica el que se ve a mi izquierda, me sorprende, pero los otros dos, se lo ratifican a la chica muy en firme, bueno, vale, me lo creo, y hacia allí encamino mis pasos, un camino que, en algunos casos tiene su miga, tierrecilla sobre piedras que patina mucho y hay buen patio, este camino es coincidente con un  atajo de la pista Pradollano Capileira que viene desde el Veleta, pero no me suena bien, así que pregunto a unos que vienen de arriba y que me confirman mis sospechas, Puntal de la Caldera es el que yo creía y Loma Pelada, a donde me dirijo, es otro, bueno, pues me voy a hacer los dos tresmiles en el día.

La cima de Loma Pelada a 3130 metros de altura (otro tresmil más), a donde he llegado en media hora desde el refugio vivac de La Caldera,  por un sendero bien marcado que también se usa para venir desde la zona del Veleta acortando con respecto a la pista Pradollano Capileira, el sendero va siempre por la base del Puntal de la Caldera, con algún pasito comprometido, más que nada por lo resbaladizo de las tierrecitas en las piedras, sendero que me lleva hasta el collado de Loma Pelada, desde el collado hasta la cima son tres o cuatro minutos y las vistas desde su cumbre merecen la pena, fotos y bajada, de nuevo, al vivac de la Caldera, desde aquí, continuando en dirección Norte, hacia un collado que se ubica entre los riscos de la cima del Puntal y, al Oeste, el Collado del Ciervo, la subida es pesada por la pedrera, pero a partir del collado de acceso a la cima, es una arista muy divertida, eso sí, con bastante patio hacia el circo norte, en el collado estoy a 3150 metros de altura, he tardado algo más de veinte minutos desde el vivac de la caldera, 10 minutos más por la divertida y fácil arista hasta llegar al hito que, a 3319 metros, me marca la cima, cima desde la que las vistas hacia un lado, las caras norte del Mulhacén y de la Alcazaba  y hacia otra Veleta  y Cerro de los Machos  son una buena recompensa.

La bajada, de nuevo por la pedrera hasta la pista Pradollano Capileira y, en  dos horas largas desde el vivac de la Caldera hasta el Alto del Chorrillo y una y tres cuartos hasta la Hoya del Portillo, total tres horas y media largas de bajada.