sábado, 20 de diciembre de 2014

Los tres refugios

En el camino de este circuito, de vez en cuando aparecen unos cartelitos en verde indicando el texto "Ruta de los 3 refugios", no son suficientes, pero como coinciden con las de GR-11, pues bueno, se soluciona..

En mi opinión es una ruta que no aporta nada, se ve hecha un poco a calzador aprovechando el GR-11 e intentando seguir el éxito de otras como la Senda Camille, el Tour del Monte Perdido, etc..., pero bueno es una opción más para disfrutar de un pequeño trekking por los Pirineos y también, como en mi caso, se termina por curiosidad una vez que has ido a la zona para otras actividades como los ascensos al Posets o el mismo GR-11.

En alguna guías del GR-11, aparece esta actividad como una etapa alternativa en el recorrido, también creo que esto puede inducir a error, no es una etapa, como mínimo son un par de ellas y dándole, lo normal es hacerlo en tres etapas, además hay que pensar en que, desde el refugio de Estós, tienes que llegar a Benasque, a la zona del Puente de San Jaime, o bien agregar una pernocta en el Ángel Orús o en el Estós, este circuito se define como de una dificultad media.

Yo lo voy a describir como una actividad en sí, saliendo y llegando a Benasque, aunque este circuito tiene tres posibles "puertas" de entrada y/o salido, San Juan de Plan (Viadós), Eriste (Ángel Orús) y Benasque (Estós), en el primer caso se puede llegar con el coche hasta el refugio a través de una pista forestal que sube desde San Juan de Plan hasta el mismo refugio, en casi una hora para hacer once kilómetros, en el segundo, se puede llevar el coche por la pista que sale desde la central eléctrica de Eriste hasta un poco antes de la cascada de la Espigantosa y, en el tercero se puede llegar con el coche hasta el aparcamiento que hay un poco más arriba del camping del Puente de San Jaime, cruzando el río Esera por dicho Puente de San Jaime.

Desde Benasque al Puente de San Jaime, por un sendero que, por la margen derecha del río Esera, o por el borde de la carretera A-139 en la margen izquierda del río, me lleva a  los 1255 metros de altura del puente,  en algo más de tres cuartos de hora, en realidad unos metros antes crucé la zona de la entrada del Camping Aneto y cruce el río Esera por un puentecito anterior, ya comienza la subida por una pista asfaltada que, inmediatamente, se junta con otra que, por mi derecha viene desde el puente de San Jaime, dejo a mi izquierda un aparcamiento y, a mi derecha salen unas escaleritas bien señaladas como GR-11, en subida bien indicada, por la margen izquierda del río Estós, supero la zona de la pequeña presa, a 1390 metros, en algo menos de media hora desde el camping, sigo en subida para llegar, en otra media hora, a la Cabaña de Sentana a 1505 metros, a diez minutos más me encuentro una fuente que me permitió reponer agua, en media hora larga más llegaré a la Cabaña del Turmó de donde sale una interesante ascensión hacia el Perdiguero, sigo en subida hasta, otra media hora, llegar al refugio de Estós, estoy a 1890 metros de altura, cafetito que hay que seguir la subida, al principio plano, luego suave hasta alcanzar, a 2070 la confluencia con el Barranco de Claravide, la subida un pelín más empinada hasta que cruzo el Barranco de La Paul, que viene por mi izquierda a 2180 metros y, al final subida empinada, salvo los últimos metros que son planos, hacia mi derecha,  para llegar a los 2592 metros del collado de Chistau o de Estós, en total, desde los 1138 metros de altitud de Benasque han sido 1454 metros de desnivel positivo y cuatro horas y media largas.

Y ahora la bajada hacia el refugio de Viadós, terreno despejado hasta llegar allí, sin arbolado, primero bajada bastante pendiente por una zona caliza, por la margen izquierda del Barranco El Puerto y al llegar a Añes Cruces, a 2080 metros, se cruza la confluencia de torrentes por dos puentecitos que evitan los problemas que hay cuando llevan bastante caudal.

Ahora por la margen derecha del Cinqueta, algo más altos que el río hasta llegar a la zona de las Granjas de Viadós, giro a mi derecha y, al fondo, veo ya el refugio de Viadós a 1760 metros de altura, a donde llego en cerca de siete horas y media desde Benasque.

Típica cervecita, a dormir en una habitación fuera del refugio, bastante incómoda, pero es lo que hay, menos mal que la cena y el desayuno están bien.

Me levanto pronto y ahora hacia el refugio Ángel Orús por el especial denominado GR-11.2. El inicio coincide con la ruta de subida al Posets desde Viadós hasta llegar al puente que cruza el río Cinqueta, inmediatamente de cruzarlo, un indicador me marca tres horas y media de pesada aascensión hasta el collado de Eriste y un total de 5 horas hasta el refugio de Ángel Orús, muy bien, a por ello, primero una zona de prados planos hacia el Sur, el camino remonta algo por la margen derecha del Ribereta, cruzo la canal de las Tuertas, a 2080 metros de altura, comienza unn tramo de fuerte subida, algunos tramos en zig-zag hasta salir del bosque, a unos 2240 metros, un cartel nos da la opción de girar a la derecha para llegar, en una media hora al Ibón de Millars, prefiero seguir de frente, ya lo veré otra vez, estoy a unos 2320 metros de altura y llevo dos horas y media desde el refugio.

A partir de aquí una continua y pesada pedrera, a veces con indicaciones, a veces no, es igual, el objetivo está claro al frente, el Collado de Eriste, es una hora larga, fea y eterna, en el collado de la Forqueta o de Eriste, a 2860 metros de altura el viento es tremendo, fotos adelante y atrás y bajo rápido, llevo cuatro horas desde que salí del refugio.

La bajada desde aquí es muy empinada y con tierra bastante descompuesta, un giro hacia mi izquierda y llego al bonito Ibón de Llardaneta, a 2585 metros, lo bordeo dejándolo a mi derecha, sigo torrente abajo, dejo a mi izquierda el barranco de la Canal Fonda de subida al Posets, es increíble, ya casi no queda nada del glaciar, y recuerdo mi primer paso por la Canal Fonda, ya hace ocho años con un espectacular nevero, cruzo hacia la margen derecha del valle, sigo hacia el sureste hasta llegar en unas cinco horas y media largas al refugio Ángel Orús, 2095 metros de altura, un pequeño descanso y a continuar.

Una alternativa si ya, por haber hecho alguna otra actividad, conocemos el refugio Ángel Orús y su entorno es que, bajando por el barranco que viene desde la zona donde el GR-11.2 se une con el camino que baja desde la Canal Fonda (la vía normal para subir al Posets), en un momento veremos una bifurcación hacia nuestra izquierda, es la senda que va hacia Batisielles y el refugio de Estós, nos ahorramos cerca de una hora de camino, pero las indicaciones son más precarias.

Ahora el tramo hacia EStós, quizá el más salvaje y solitario de la travesía, quizá por ello el que más me atrajo, desde el mismo refugio, casi en la misma dirección de la llegada, en dirección Norte voy a cruzar el barranco de Llardaneta para llegar hasta la cabaña del mismo nombre, un tramo en ascenso para llegar al barranco del río de los Ibons, lo sigo por su margen derecha, y al llegar a los 2385 metros, lo cruzo, enseguida llego al Ibón de Grist, llevo una hora y cuarto desde el Ángel Orús.

Estoy a 2410 metros, subo hacia el Este a través de pedreras, bordeo la ladera norte de la Tuca d´Es Corbets, dejo a mi izquierda el pequeño lago de la Plana y llego al collado de la Plana, a 2700 metros de altura, llevo tres horas largas desde el Ángel Orús, sin un pequeño descanso.

Desciendo por la vaguada, hacia mi derecha quedan los ibones de Perramó y las estéticas Aguilas de Perramó, quizá la única zona de escalada del macizo del Posets, sigo junto a un arroyo hasta llegar al llano de las Basetas, tomo la bajada hacia NorEste hasta llegar al Ibón de la Aigüeta de Batistielles, a 1865 metros, ya son cuatro horas y tres cuartos, llego al ibón chico de Batistielles y, en lugar de seguir hacia el refugio de Estós, tomo una senda hacia mi derecha que transcurre paralela a la Aigüeta de Batistielles y que, en pocos minutos me lleva al GR-11, enfrente de La Coma, bajo hacia Benasque y, en media hora llego al camping, cinco horas y cuarto desde el Ángel Orús, en total cerca de once horas de pateo, no me ha gustado en absoluto, salvo ciertos tramos.