martes, 26 de abril de 2011

Por la cordillera de Pirin en Bulgaria



Las montañas del Pirin, situadas en el suroeste de Bulgaria y declaradas Parque Nacional y Patrimonio de la Humanidad, son una auténtica maravilla, no es una cordillera de gran altura, su máximo pico, el Vihren , tiene una altura de 2914 metros, pero son muy alpinas.

Nosotros nos ubicamos en Bansko, como centro de las actividades de cada día, una turística ciudad dentro del valle de Razlog, centrada en el esquí y las actividades de montaña, buena gastronomía, buenos precios, bastantes hoteles, y los búlgaros no es que sean antipáticos como parece ser que se presume, pero tampoco se exceden en amabilidad.

Los objetivos del primer día eran el pico Polezhan de 2851 metros, partiendo de la estación de Borovetz y pasando por el refugio Bezbog ubicado a 2250 metros de altura y delante de un precioso lago con el mismo nombre y el Bezbog de 2649, enfrente del primero y accesibles ambos desde el mismo collado.

Empezamos el día en la estación de esquí de Borovetz, donde tomamos un telesilla, total por 10 levas (5 euros más o menos) nos quitamos los primeros metros de desnivel, era el último día abierto ya que las condiciones de la nieve en las pistas no eran muy adecuadas.

Un bonito refugio, el Bezbog, un chiringuito a unos metros, ya cerrado claro, y raquetas al pie y atravesamos el lago Bezbog justo al pie del chiringuito, al volver, a mi al menos, me daba un poco de así, al ver que la nieve se aguaba demasiado, estuve a punto de bordear el lago, pero bueno, lo atravesé, en fin, una vez atravesado el lago, la subida no es muy empinada hasta llegar al collado que divide las dos cimas, la del Polezhan a nuestra izquierda y la del Bezbog a nuestra derecha, a una altura de 2530 metros, decidimos subir primero la del Polezhan, dejamos raquetas, ponemos crampones, estamos solos y a subir por la arista, cuidadín ya que las cejas de nieve a nuestra derecha nos hacían separarnos bastante, la rampa final, ya más empinada, la subida no nos llevó más de cuatro horas con paraditas incluidas.

Bajamos de nuevo al collado y, directamente, todavía con los crampones puestos tiramos hacia la cima del Bezbog en otra media hora, fotos, un pequeño claro que nos permite hacer alguna foto del anterior Polezhan y poco más, bajada al collado, nos ponemos las raquetas y un poco de competición de bajada con raquetas, corriendo, arrastrándonos y cayéndonos, pero divertido.

Al final del día, bajamos al pueblo de Dobrinishte para tomar unos baños termales en unas instalaciones ya antiguas, con poca higiene, aunque bueno por el precio, una leva y media, es decir, algo menos de un euro poco más se puede pedir.

Y al día siguiente, ascensión al Vihren, salimos de Bansko en el minubús, con dirección al parking de Banderitza, a 1800 metros de altura, desde aquí subimos , parte por las pistas de esquí, hacia el refugio de Vihren, a 1970 metros de altura, hay telesilla, pero no funciona y, además, no nos merece la pena, hay carreterilla, más bien una pista algo asfaltada, que sube hasta el refugio, pero está impracticable por la nieve, en suma, a pie para arriba.

Ya en la misma salida una buena fuente, con buen agua, nos permite llenar las botellas, raquetas y arriba, hacia el lago Hvoinato, a 2220 metros de altura, como está claro, cubierto de hielo y nieve, seguimos junto al cauce del río hacia el pico Hvoinato de 2600 metros de altura, subida empinada pero no difícil, bajada hundiéndonos en la nieve y pasando por bosques de pinos borrachos, llamados así por su inclinación con visita incluida al pino más viejo de Bulgaria, data del 1300.

Bonita ascensión al Vihren de 2914 metros de altura.

Las fotos de la actividad.

Fotos de turismo por Sófia.