lunes, 13 de junio de 2011

El Gran Galayo



Dejamos el coche en el aparcamiento del Nogal del Barranco, a 1095 metros de altitud, cerca de Guisando, a donde se llega desde Arenas de San Pedro, para ascender por la garganta de los Galayos, un camino que se inicia en el aparcamiento de la Plataforma del Nogal, senda muy cómoda al inicio, con sombra de un denso pinar hasta los 1300 metros de altura, y, más o menos,  hasta llegar a la fuente del Amanecer, a 1400 metros de altura, en algo menos de una hora, en el mismo sendero, poco más adelante, después de un tramo de zetas llegaremos a una fuente con agua muy fresca, la fuente Macario, a 1550 metros de altura, hay un momento en que aparece, bien visible, el refugio Victory, detrás suyo la pedrera que conduce a La Mira, a nuestra derecha Los Galayos, a nuestra izquierda la cima de La Mira.

Seguimos hasta llegar a algo más de tres kilómetros desde el aparcamiento, más o menos a 1700 metros de altura, donde al llegar al cruce del arroyo de los Galayos, empieza la llamada Apretura, hacia la izquierda sigue el camino actual, por la derecha, aunque poco visible sale la antigua senda, incomoda por una pedrera y pegada a la pared de los Galayos, por lo que no son visibles, por eso y por el riesgo de desprendimientos, es mejor hacia la izquierda, por la denominada senda de las Zetas, en unas dos horas y media desde el aparcamiento se llega al Refugio Victory después de 5,5 kilómetros de recorrido, contemplar las increíbles vistas desde el refugio y pasar a descansar un ratito en el refugio  propiedad del Club Peñalara de Madrid, construido en 1949 y que está a 1950 metros de altura.

Por esta incómoda pedrera, vamos ascendiendo, acercándonos a las paredes de nuestra izquierda. Llega un punto donde parece que la canal se cierra, en ese momento seguiremos los hitos que nos llevan a superar los escalones de la pared izquierda. Son fáciles pasos de II grado, con buenas presas. Seguimos guiándonos por los hitos, que en ocasiones son difíciles de encontrar. Poco a poco, llegamos al collado situado al SurEste de la cima del Gran Galayo, a 2150 metros, también llamado la Portilla del Gran Galayo. Bajamos unos diez o doce metros (lineales) hasta llegar a un nuevo hito situado a nuestra derecha, justo ahí, hacia la izquierda, salen los hitos por la pared del Gran Galayo. Nosotros habíamos entendido en la guía que llevábamos que había que bajar quince metros ¡DE DESCENSO! y, como que el camino está señalizado, terminamos dando la vuelta a todo el Gran Galayo, es decir haciendo la llamada Trocha Palomo, bueno perdimos más de una hora, nos enmarronamos un poco (no llevábamos material de escalada), una bonita experiencia y unas buenas vistas, media vuelta y de nuevo al collado. En este punto iniciamos la trepada por la loma pedregosa que conduce a la cima.

En esta trepada, los hitos no son muy fáciles de seguir, se ven perfectamente en la bajada, pero algunos están un poco ocultos en la subida, por lo que deberemos de ir atentos, son frecuentes y si pasamos un ratillo sin ver alguno, mirar hacia atrás y volver a la senda de hitos para no enmarronarse. En esta zona de grandes bloques de granito en la que superamos con habilidad los resaltes que se oponen en nuestro camino a la cima, pasos de segundo y alguno de tercer grado con buena presa y un poco de adherencia, al final nos desviamos a la derecha y en un par de metros de trepada llegamos a la cima.

La cumbre del Gran Galayo, a 2216 metros, está representada en el terreno por un hito. Las vistas desde este punto deben son impresionantes, desde el imponente Torreón, a cuya cima estaba llegando una cordada, hacia el oeste la Mira con sus 2315 metros, o, en dirección Sur el Pequeño Galayo.

El descenso lo realizamos por el mismo itinerario, prestando especial cuidado a los destrepes para volver al Collado y dar con la Canal del Gran Galayo. De ahí, bajamos al refugio Victory y tomamos el sendero que discurre a su mano derecha, a la izquierda queda la llamada La Apretura, algo peligrosa por los desprendimientos, que tras una serie de continuos zig-zags, nos deja en la entrada a dicha canal de la Apretura, una vez cruzado de nuevo el río. Ya desde este punto, tan solo queda descender hasta el Parking del Nogal del Barranco.

Las fotos en: