domingo, 5 de junio de 2011

Puig Campana



Se trata del segundo pico de la provincia de Alicante, con sus 1410 metros de altura, después del Aitana. Desde esta cima se domina perfectamente toda la comarca de la Marina Baja. Se presenta con dos cimas, la que está más hacia poniente tiene una gran fractura o portilla, conocida con el nombre histórico y autóctono de El Portell y alguna que otra leyenda.

Después de un buen madrugón llegamos a Finestrat, el GPS nos indica un camino que atraviesa el bonito pueblo, pero, que odisea, unas calles estrechísimas que, en algún momento nos hacen temer que nos quedemos encajonados, es mejor bordearlo, en cualquier caso, nada mas salir del pueblo llegamos a la llamada Font del Molí, a 340 metros de altura, donde dejamos aparcado el coche.

Enfrente comienza una pista que, hacia la izquierda nos llevaría por la ruta por la que bajamos, que es la que conduce hacia el Collado del Pouet, no es lo que queremos hacer, queremos ir hacia el Espolón Central, que ya se distingue claramente desde donde hemos dejado el coche. Seguimos, por tanto, de frente, pronto el camino se estrecha y, en algunos momentos, tiene alguna alternativa hacia la izquierda, no lo seguimos, siempre hacia arriba y hacia la derecha, seguimos las indicaciones amarillas y blancas que indican el PR-CV-14.

Este camino nos lleva hacia la canal de la pedrera, también conocido como la torrentera del Barranco de les Marietes, que es una pedrera terrible, pero antes de llegar a la canal central, vemos que es evidente abandonar la senda y desviarnos hacia el Espolón Central, que se ve perfectamente, campo a través
En la base de la vía una pintada nos indica que hemos acertado, no hay perdida, con toda la ilusión empezamos la escalada, el primer largo no es excesivamente complicado, pero mi reciente rotura de fibras en el cuadriceps derecho me dice que no le apetece subir, ni caso, seguimos al segundo largo y, al empezar el tercero lo decido, no voy a aguantar trece largos más una trepada más un recorrido con cable, no, no lo aguanto, así que antes de pasarlo mal, abajo, dos rapeles y estamos en el suelo.

¿Qué hacemos?, pues ya que estamos aquí, al menos hagamos cima por la canal central de la cara sur, vale, flanqueamos las zonas de escalada para llegar a la canal central y allí ¡que pedrera!, bueno esperemos que no sea larga, vamos allá, pues sí, es larga, empinada y larga hasta decir basta, además las nubes bajas no nos dejan ver bien el paisaje que, se intuye una preciosidad a nuestro alrededor, al principio rodeados de pinos y encinas.

Llegamos al collado que, a 1270 metros de altura, separa las dos cimas del Puig Campana, a nuestra izquierda la cima menor, a la que se llega por las vías de escalada, a nuestra derecha la verdadera cima del Puig Campana, con un bien señalizado camino y ya, una subida suave y sin pedrera.

En la cima pocas fotos debido al mar de nubes que tenemos por debajo, a bajar, pero esta vez , en lugar de por la pedrera lo haremos por la ladera norte, por el Collado de Pouet, es más largo pero no hay pedreras.

Empezamos la bajada por el llamado sendero botánico, lo que encontramos hace honor a su nombre, sin duda, una vegetación abundantísima.

Al poco llegamos al collado de Pouet, a 890 metros de altura, dejando a nuestra izquierda el primer pico del Puig, el que no hemos podido hacer, viéndose unas aristas fenomenales, continuamos la bajada, siempre por una senda perfectamente marcada, hasta llegar al abandonado refugio J.M.Vera, seguimos la suave bajada, por esta zona, para llegar a de la Roca d´Arbaldalet, a nuestra izquierda se ven las paredes que no hemos subido y pasamos por un tramo que tuvo un impresionante incendio en Enero del 2009 y que da bastante tristeza verlo, sobre todo por el estado de abandono en que se encuentra, la senda es evidente y nos lleva hasta la salida de Finestrat donde dejamos el coche.

En total el recorrido, si sólo se hubiera llevado a cabo en la ascensión y la bajada circular, calculo que nos habría llevado algo menos de seis horas, con un desnivel de subida de 1070 metros.

Ver las fotos de la actividad