miércoles, 13 de junio de 2012

Mondalindo

Desnivel positivo acumulado de unos 710 metros, es decir 253 metros de subida desde el aparcamiento hasta Cabeza la Braña, mas unos 40 de desnivel de bajada nada más comenzar la ruta, 160 de bajada hasta el Collado Abierto desde Cabeza La Braña, otros 30 de diferentes bajadas hasta llegar al Mondalindo, metros de bajada que, al volver, hay que subir y 225 de subida directa a la cima del Mondalindo.

El macizo del Mondalindo es una especie de continuación natural de la Cuerda Larga, después de alcanzar la Najarra baja hacia el puerto de la Morcuera y continúa hacia la Perdiguera y al puerto de Canencia.
Aquí comienza esta subida que prolonga la Cuerda Larga por Cabeza de la Braña y el Mondalindo y que podría hacerse llegar hasta los riscos de la Cabrera.
Después de un cafetito en Miraflores, (pueblo encantador hace cerca de treinta años, cuando yo pasé allí algunos años, ahora es más bien un restaurante caro de la sierra) subimos en pocos minutos hasta el puerto de Canencia, a 1505 metros, a la altura del kilómetro 8, hacia nuestra derecha sale una pequeña pista, que enseguida, nos deja en la zona de aparcamientos del puerto.
Tomamos la misma pista forestal hacia el este (un poco de guasa con el tema de las brújulas de nuestros relojes, después de nuestros errores en Cueva Valiente) hasta llegar en pocos metros a una puerta metálica que pasamos, siguiendo por la pista entre el pinar y la maquinaria de corte de pinos, la pista en breve comenzará a darnos un poco de descenso, hasta llegar a un brusco giro hacia la izquierda que nos deja ver hacia nuestra derecha las praderas del Collado Cerrado y, arriba del Collado el pinar que atravesaremos para llegar a Cabeza La Braña, llevamos algo menos de diez minutos.
Continuamos por la pista forestal, el camino, en breve, se bifurca en la típica Y griega, tomamos la vertiente hacia la derecha, ya vemos hacia abajo las praderas del Collado Cerrado, un nuevo giro hacia la izquierda, la pendiente se endurece un poco, una nueva bifurcación hacia la derecha, un repecho un poco más empinado, hasta llegar a una cerca de alambre con una portilla, que nos deja en un camino que deja a la izquierda el pinar y que nos permite ver todo el valle de Canencia hasta Miraflores, llevamos poco menos de una hora.
La pista continúa hacia la izquierda hasta llegar, en poco menos de otros diez minutos a la cima de Cabeza la Braña. Veremos a nuestra derecha una pequeña construcción para los vigilantes forestales.
Ya, al fondo, se ve el Mondalindo y la senda que nos llevará hasta su cima, hay que bajar unos ciento sesenta metros de desnivel, paralelos a la cerca de alambre, para acceder al Collado Abierto, hay que intentar seguir siempre el camino por las opciones que más se acerquen a la cerca de alambre, la bajada nos llevará otros diez minutos (algo más en la vuelta), este camino se junta con otra senda que sube desde Bustarviejo, por ello hay que estar atento para girar siempre por los caminos que nos encontremos hacia la izquierda en la secuencia de la cerca de alambre.
A partir de aquí, los tiempos no cuentan, Félix y yo nos decidimos a ir corriendo y, una subida que estimamos en dos horas y media largas, en total, la hicimos en algunos minutos de las dos horas, pero bueno, el camino sigue hasta la Albardilla, donde se llega normalmente en otros diez minutos, volvemos a perder altura, para en otros diez minutos, normalmente llegar al collado de la Porquizuela, unas praderitas y comienza la subida en si, empinándose poco a poco, cada vez más, hasta alcanzar un pluviómetro desde donde se ve el vértice geodésico sin problemas.
Mucho viento, fotos, algo de fruta y, a bajar por el mismo camino por el que hemos subido, también aquí nos da por bajar corriendo  por lo que una bajada de algo más de dos horas, con la subida a Cabeza la Braña incluida, la hacemos en hora y media a pesar de enmarronarnos un poquito en la subida a la Cabeza la Braña.