domingo, 19 de abril de 2009

Coriscao


El Coriscao es un pico situado al noroeste del puerto de San Glorio, en el municipio de Camaleño, Cantabria.

La altitud de su vértice geodésico es de 2.235 metros. Se accede desde Potes tomando la carretera N-621 que va al puerto de San Glorio que a sus 1609 metros de altitud separa Cantabria de León. Allí, en el mismo puerto, sale una pista hacia la derecha viniendo de Potes, que lleva, pasados dos kilómetros, al collado de Llesba. en el monumento al Oso, con unas fenomenales vistas de Picos de Europa, donde se puede dejar el vehículo y comenzar la andadura, la cual nos llevará aproximadamente dos horas y media y unos 820 metros de desnivel acumulado total.

Al estar aislado de otros montes de mas renombre y el estar rodeado de profundos valles convierten al Coriscao en un balcón privilegiado de la Tierra de la Reina y del Valle de Liébana; en un mirador excepcional de las cadenas de montañas que le rodean: la propia Cordillera Cantábrica, Peña Prieta, Sierra de Hijar, pero sobre todo, de Picos de Europa. El Coriscao parece colgarse a 1200 metros por encima de Fuente Dé.

Mochila al hombro, agua suficiente ya que no la hay en todo el recorrido, comenzamos a subir dejando a nuestra derecha la Peña Llesba, ladeando un poco hacia la izquierda, por un sendero entre pastizales que nos llevará, en más o menos un kilómetro y medio, hasta una primera loma muy evidente desde abajo, al llegar a la primera loma ya veremos nuestro objetivo del día, antes una segunda loma y poco rato después, nos encontraremos en un pequeño collado, el Guarda, seguimos dejando a nuestra derecha Peña Gustal de 1942 metros de altura.

Continuamos subiendo hacia las cimas del Cascajal 2.028 metros y Peña de los Calares 2.010 metros, ambas podemos subirlas o bordearlas dejándolas a nuestra derecha, descendemos, siempre en dirección oeste, por un collado herboso para posteriormente subir por una campera hacia la cima del Coriscao, hay un gran cortado que queda a la derecha y ya sólo nos queda el último tramo, en el que, en invierno, se justifica haber subido con buenas botas y piolet, ya que es un repecho pequeño pero al que, por su 35% de desnivel, hay que darle el respeto que se merece.

En la cima se encuentra un cilindro de cemento de la sociedad Geológica, bocata, buena mañana, descenso y para mañana el ascenso al Tesorero.