miércoles, 8 de julio de 2009

Escalando a La Maliciosa por la cuerda de las Buitreras


La Maliciosa con sus 2227 metros de altura, una de las cumbres más alpinas de nuestra Sierra de Guadarrama, cuantas subidas por todas sus vertientes, desde la Bola, desde La Pedriza, por el collado del Piornal por su lado sur y hoy, por las aristas de la cuerda de las Buitreras.

Una actividad con una distancia total que no llega a los 9 kilómetros, con un desnivel positivo de 880 metros que llega a un acumulado de 1050 metros y que puede hacerse en cuatro horas y media.

Toda la zona de escalada es en clásica, luego hay que llevar empotradores, fisureros, cintas, en suma toda la parafernalia de chatarra necesaria.

La actividad comienza en el aparcamiento de la Barranca, ascendiendo después, por la pista forestal que sale del mismo aparcamiento, y que en unos veinte minutos dejaremos para continuar siguiendo el PR que, por la margen derecha del río Navacerrada, nos llevará en unos diez minutos, de nuevo a la pista forestal, es un bonito atajo para alcanzar la Fuente de Mingo, un poco más allá cruzamos el arroyo Vertiente del Regajo de Pez, volvemos a dejar la pista y continuamos por otro atajo que nos vuelve a situar en la pista. Aquí si, ya la cruzamos y seguimos a la, visible desde la pista, fuente de la Campanlla.

Ya seguimos el PR que nos llevará hasta el Collado del Piornal, salimos del pinar, llevamos algo más de tres cuartos de hora de caminata, estamos a 1740 metros de altura y vemos muy claro la arista de la Cuerda de las Buitreras, no hay camino bien señalado, es una pedrera con vegetación pero sin complicaciones, eso sí, la subida es empinada en esta zona, en otros tres cuartos de hora.

Aquí no hay ninguna señalización, estamos a más de 2000 metros, se ven dos hendiduras en la zona de la arista, por cualquiera de las dos, nos vamos hacia la izquierda, es poco menos de media hora hasta unirnos con la subida desde el Collado del Piornal. Llegamos a la cima de la Maliciosa en cerca de dos horas y media desde el inicio de la actividad.

Al no conocer la zona, hicimos la primera, la Nico, vía fácil y que te ayuda a conocer bien el área, el próximo día haremos otras. Desde luego es una zona que a Félix y a mí nos entusiasmó y nos hemos prometido nuevas subidas este verano. Para nosotros con su hora y media larga de aproximación nos conlleva por un lado darnos una pateada con su correspondiente sudada y luego disfrutar de unas paredes a nuestro nivel.

Para la bajada hay varias opciones, pero después de la escalada, lo fácil es volverse por el collado del Piornal hasta alcanzar el camino por donde hemos subido.

Una descripción de las vías de escalada y sus niveles.