martes, 14 de julio de 2009

Pavots y Tuca del Forau de la Neu



Desde Eriste en coche hasta el aparcamiento de la Espigantosa y allí, bien, no hay donde aparcar, vale vamos a bajar las mochilas y a prepararlas para luego bajar el coche a aparcarlo donde se pueda, eso nos dio un margen de buena suerte, justo donde estábamos aparecen los propietarios de un coche aparcado que van a bajar un poco mas tarde, muy amables arrancan su coche y nos dejan su plaza, gracias, gracias.

Mochilas bien cargadas y comenzamos la subida, menos mal que el bosque en la subida, es bastante tupido y se hace bastante trecho a la sombra, porque el sol es de justicia. Llega un momento en que la subida se suaviza. Durante unos maravillosos minutos disfrutamos de un relajado paseo por un camino por el que no se gana casi altura para poco después empezar una durilla subida en zig-zag que nos lleva hasta el refugio Ángel Orús a 2100 metros, paradita en su terraza y a seguir hacia el valle de la Llardaneta por el conocido sendero que asciende hacia el Posets, a su derecha se accede a la canal Fonda para llegar al Posets y a la izquierda, un poco antes de la base del Diente, subida hacia el Ibón de Llardaneta, a 2650 metros después de mojarnos un poco al cruzar el torrente del Llardaneta que baja con mucho caudal y allí a pasar las dos noches siguientes.

Desde el Ibón de Llardaneta, unas vistas fastuosas, sobre todo al fondo las imágenes de las Forquetas, estamos casi solos en un sábado de pleno julio, sólo dos tiendas más y eso que estamos junto al GR-11.2, que bien.

Al día siguiente, bien temprano, preparamos el desayuno y comenzamos la subida hacia Pavots, subida sin problemas aunque al principio nos equivocamos, pero enseguida vemos un grupito que está cerca de la cumbre por lo que nos hacemos una idea de por dónde va el camino y, enseguida lo encontramos, bien señalizado con hitos.

En el collado que separa el Pavots de la arista que va de Pavots a Posets, el viento pega muy fuerte, así que no perdemos tiempo y seguimos avanzando hacia la cima del Pavots, de la cual solo nos separan algo más de veinte metros de desnivel.

En la cima viento, pero las vistas de Bachimala, del valle de Ordesa, Forquetas y sobre todo de la arista hacia Espadas y Posets es grandiosa y, sorpresa, una grata vista del Aneto.

Tal y como teníamos pensado, decidimos seguir a la Tuca de la Forau de la Neu, para ello bajamos al collado y después otra bajada de unos cien metros hasta la base de la Tuca, desde abajo nos parece una mole redonda pero para llegar a la cima hay que tirar un poquito de manos lo que nos hace gratamente sorprendente la subida.

Hacemos una primera pala por la nieve hacia la izquierda y, enseguida viramos a la derecha y subimos por otra pala, que nos deja al pie de la cresta cimera, más estrecha de lo que esperábamos. Buenas fotos del Diente de la Llardana, del Pavots y otra visión diferente de la arista Pavots Posets.

Bajada hacia unirnos con la ruta de subida al Pavots para llegar a la acampada junto al Ibón de Llardaneta, y después nos hicimos Las Forquetas, pero eso se merece otra explicación aparte.